Desarrollan en Brasil tejido que elimina el virus que transmite la COVID-19

Foto: EFE

Un grupo de investigadores brasileños desarrolló un tejido capaz de eliminar en solo dos minutos y con un 99,9 % de eficacia el SARS-CoV-2, el virus que transmite la COVID-19, informaron este miércoles fuentes científicas.

El tejido de poliéster y algodón, al que le fue impregnada una capa con dos diferentes micropartículas de plata, fue desarrollado por investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (USP), con el apoyo de científicos de la Universidad Jaume I (España).

Lea también: La OMS celebra descubrimiento para tratar COVID-19

El material desarrollado será utilizado para la confección de máscaras e indumentarias para médicos y hospitales por la Nanox, una empresa de reciente creación y que se dedica al desarrollo de tejidos antibacterianos y fungicidas.

“Ya solicitamos la patente sobre la tecnología y negociamos acuerdos con dos empresas textiles de Brasil que la usarán para la fabricación de máscaras de protección y ropas hospitalarias”, afirmó el director de Nanox, Luiz Gustavo Pagotto Simoes.

Las pruebas realizadas por los responsables de la innovación mostraron que los tejidos con micropartículas de plata fueron capaces de desactivar el virus en el 99,9 % de los casos y tras solo dos minutos de que el organismo contaminara el material.

Le podría interesar: Oxford ya produce vacunas para venderlas en diciembre una vez testadas

“La cantidad de virus que usamos para contaminar el tejido es muy superior a la que es expuesta una máscara de protección e, incluso así, el material fue capaz de eliminar el virus con gran eficacia”, afirmó Lucio Freitas Junior, investigador de la USP y uno de los responsables por la tecnología.

“Fue como si a una máscara de protección se le hubiese arrojado un balde de partículas con el virus para dejarla totalmente encharcada”, agregó Freitas Junior.

Brasil ya es el segundo país con más muertes (45.241) y más casos de COVID-19 (923.189) en el mundo pese a que, según los especialistas, aún no ha llegado al pico de la curva de contagios. EFE