Diabetes es la principal causa de ceguera en México, señala experto

Foto: Archivo

La principal causa de ceguera en México es la diabetes, dijo este martes un experto a Efe, esto debido a la retinopatía diabética, una enfermedad que daña los vasos sanguíneos de la retina debido a los altos niveles de glucosa en la sangre.

El oftalmólogo adscrito al departamento de segmento anterior en el Instituto de Oftalmología de la Fundación Conde de Valenciana, Jesús Arrieta Camacho, detalló que la mitad de los pacientes con retinopatía diabética proliferativa “quedarán ciegos en menos de un año”.

Previo al día Mundial de la Diabetes que se conmemora el 14 de noviembre, explicó que una gran parte de los pacientes buscan atención oftalmológica durante las fases más tardías de la enfermedad “lo que aumenta las posibilidades de tener una afectación mayor e irreversible”.

Agregó que los más preocupante “es la cantidad de personas que padecen diabetes y no saben” ya que este es una padecimiento que no presenta síntomas y cuando se acude al especialista el paciente ya ha pasado mucho tiempo sin controlar la enfermedad por desconocimiento.

Arrieta Camacho destacó que el diagnóstico y tratamiento de la retinopatía diabética está completamente ligado al control metabólico del paciente, quien si mantiene sus niveles de glucosa en sangre controlados va evitar la progresión de esta enfermedad.

Indicó que en los pacientes con diabetes las alteraciones en los vasos sanguíneos de la retina son las afecciones oculares más comunes “ya que causa poca oxigenación y se producen vasos sanguíneos anormales”, sangrados, hemorragias, cicatrices y finalmente terminan en un desprendimiento de retina que genera ceguera.

El especialista subrayó que en los primeros síntomas es una disminución en la visión de manera paulatina, lo cual generalmente ocasiona que el paciente se vaya adaptando hasta que los casos se vuelven irreversibles.

Por esta razón, recomendó realizarse un examen oftalmológico de fondo de ojo como mínimo cada año para descartar cualquier daño ocular, ya que enfatizó, la retinopatía diabética “no es reversible pero sí se puede evitar la progresión de la misma”. Efe