Duque rechaza violencia y hace un llamado al diálogo para superar crisis

El presidente de la Nación, Iván Duque, se pronuncio acerca de las protestas que se vienen presentando en el país desde el pasado miércoles y que ha dejado varias personas muertas, cientos de heridos y grandes afectaciones al orden público.

El mandatario rechazó tajantemente todos los actos de violencia, tanto los abusos policiales, como los ataques a los uniformados de la Fuerza Pública.

El mandatario también dijo que en los últimos días el país ha visto la cara de las personas que pacíficamente demuestran su descontento, su optimismo y ganas de salir a delante, pero también se ha visto a unos pocos desadaptados que apelaron al vandalismo, al terrorismo y a la violencia irracional para arrebatar la tranquilidad,

“Ellos, con su violencia, han pretendido desabastecer ciudades, dejar sin trabajo a miles de personas, destruir sistemas de transporte público y lo que es aun peor, causar pobreza, amenazar la salud y amenazar la vida”, manifestó Duque.

Ante estos actos de violencia Iván Duque aseguró que se tenía que responder con contundencia desde la legalidad, pero con cautela.

El Jefe de Estado aseveró que detrás de estas expresiones se suman organizaciones criminales y aspiraciones políticas de algunos.

“Por lo tanto, las autoridades deben actuar para proteger la vida, honra, derechos y libertades de los cuidando, respetando los derechos humanos, la Constitución y la ley”, agregó.

El presidente también manifestó que no hay nada que justifique ataques contra la alimentación, la vacunación, la reactivación y el empleo de los más vulnerables, así como nada justifica que haya personas armadas, que amparadas en el deseo legítimo de la ciudadanía de hacer marchas pacíficas, salgan a disparar a ciudadanos indefensos y agredir a los policías.

Por otro lado, el jefe de Estado dijo que su deber es convocar al país para rechazar la violencia, promover y acelerar el plan de vacunación, alcanzar la reactivación, proteger a los vulnerables y mantener estable las finanzas del país.

Por último, reiteró que su Gobierno siempre ha estado abierto al diálogo para superar los momentos difíciles, y que para ello instalará un espacio para escuchar a la ciudadanía y construir soluciones.