El T-MEC abre a México la puerta de la “economía digital”

Foto: Archivo

La economía mexicana acelerará su digitalización con el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que incluye un nuevo capítulo de comercio electrónico, sector que ha crecido al doble en el primer semestre del año en el país.

“Lo que está haciendo este tratado, sobre todo para México, es abrirle prácticamente la puerta a la nueva economía global, que es la economía digital”, afirma en entrevista Sissi de la Peña, gerente de Comercio Digital y Organismos Internacionales de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI).

Mientras que el comercio electrónico representaba 3 % del PIB en 2013, la proporción alcanzó 5 % en 2018, apunta la representante de ALAI, que incluye como miembros a empresas como Amazon, Google y Mercado Libre.

Con el efecto de la pandemia, las ventas en línea tendrían un aumento de 60 % este año, según pronostica la International Data Corporation (IDC).

Las más beneficiadas con los nuevos capítulos del T-MEC serán las pequeñas y medianas empresas (pymes), que representan al 64 % de las compañías y más del 70 % del empleo en México, detalla De la Peña.

“Se ha visto que este capítulo de comercio digital iba a favorecer más a las grandes empresas, y no, más bien a quienes va a favorecer son las pymes porque precisamente les va a poner el piso parejo con las empresas grandes para que puedan entrar a competir”, comenta.

LAS NUEVAS REGLAS

El nuevo Capítulo 19 de Comercio Digital abre “oportunidades infinitas”, asegura Mario Juárez, gerente de servicios empresariales de Magento Commerce, plataforma líder en creación de sitios de ventas en línea.

Con las nuevas disposiciones, precisa, se protegen datos personales, se excluyen derechos aduaneros a productos digitales exportados o importados, y se eleva a 100 dólares el valor de lo permitido con procedimientos de entrada mínimos.

Recomendado: ¡Trágica historia! Fallece niña de cuatro años que había sido golpeada y violada

“Con todo esto será mas fácil para todos los negocios comenzar a generar transacciones transfronterizas, que tienen una proyección de más de 600.000 millones de dólares para el 2022. Al día de hoy solo el 30 % de los compradores en línea consume artículos locales”, detalla Juárez.

Aun así, la representante de ALAI considera que México aún tiene que pasar por un proceso de adopción de habilidades digitales y de educación digital que le permita “ponerse a la altura” de sus socios.

También advierte que aún falta un proceso de “armonización legislativa” para cumplir con los principios básicos con los que comprometió en el T-MEC, que reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Para empezar, el TLCAN no contemplaba el comercio digital, entonces no contemplaba cuáles iban a ser esos principios para hacer un flujo transfronterizo de datos, o localización forzada de servidores, estos componentes que se tienen ya que tomar en cuenta en el comercio digital”, menciona De la Peña. Efe