Gremio de moteles de Colombia protesta para exigir la reapertura del sector

Cientos de empleados del gremio de moteles protestaron este jueves frente a la Alcaldía de Cali, para exigirle al Gobierno que autorice la reapertura de 900 establecimientos que tuvieron que cerrar hace cuatro meses por la pandemia del coronavirus.

El parón laboral por la cuarentena obligatoria, vigente desde el 25 de marzo, ha dejado sin ingresos a los trabajadores de este sector en el departamento del Valle del Cauca, del que Cali es capital, y obligó a algunos negocios a cerrar para siempre.

Por la situación, el gremio organizó un plantón para pedirle a las autoridades que aprueben el regreso de las actividades que realizaban cientos de empleados del sector, que incluye entre sus establecimientos aparta-hoteles, moteles, amoblados y residencias.

“Hicimos un llamado a este plantón porque queremos decirle a la alcaldía y al presidente, Iván Duque, que nosotros somos un gremio importante y que necesitamos trabajar”, dijo Marcela Aldana, una de las manifestantes.

Según Aldana, desde que empezó la contingencia los trabajadores tienen sus “contratos en suspensión temporal”, lo que ha dejado sin empleo principalmente a “madres cabezas de hogar que responden por familias de tres a cuatro personas”.

TRABAJO PARA COMER

Con mascarillas y guardando el distanciamiento físico, los protestantes levantaron pancartas en la que había escritas frases como “necesitamos trabajar para comer”.

Los manifestantes explicaron que la apertura del sector es viable porque los moteles y demás establecimientos siempre han cumplido con medidas de bioseguridad como los que el Gobierno ha impuesto a otros gremios económicos para que regresen a sus actividades.

“Nuestros protocolos ya fueron expuestos, corregidos y han sido aprobados por el gobierno local. Lo que estábamos esperando era el lineamiento con el Gobierno nacional y ayer el Ministerio de Salud sacó una resolución donde nos avala la posible reapertura de la actividad”, dijo a Efe Nelson Lourido, presidente del gremio.

Lourido y los demás manifestantes reclamaron al Gobierno nacional ayudas para un sector del que dependen económicamente miles de familias en todo el departamento y pidieron a la Alcaldía de Cali evaluar la resolución del Ministerio de Salud para poder abrir nuevamente sus establecimientos.

“Esperamos poder hacer nuestra pronta reapertura acatando los protocolos de bioseguridad a su 100 % para garantizarle a nuestros clientes que están protegidos”, agregó Lourido. Efe