Lugar de nacimiento de Hitler y la cara del pasado oscuro que lleva décadas

Foto: EFE

Mientras los manifestantes antirracistas derriban estatuas de traficantes de esclavos y colonos de todo el mundo, algunas naciones están pensando en cómo enfrentar su oscuro pasado. En Austria, un debate sobre Adolf Hitler ha llevado décadas y aún no ha terminado.

Austria presentó recientemente planes para transformar la casa donde nació el líder nazi, en la ciudad de Braunau am Inn, en la frontera alemana, en una estación de policía.

Le puede interesar: Nuevo brote de coronavirus en Pekín está bajo control: Epidemiólogo chino

También sugirió mover una piedra en la acera exterior, en la que se inscribe un mensaje antifascista, a un museo en Viena.

Si bien muchos coinciden en que la casa no debería convertirse en un lugar de peregrinación para los neonazis, la idea de remover la roca ha molestado a algunos grupos de judíos y sobrevivientes que han dicho que Austria debe enfrentar su participación en el Holocausto.

Recomendado: ¿Bandera negra? EE.UU advierte presencia de “piratas” en el Golfo de México

“Claramente (el gobierno) quiere dejar que el mundo olvide que el peor asesino en masa de la historia nació en Braunau”, dijo Willi Mernyi, jefe del Comité Mauthausen, el principal grupo de sobrevivientes del Holocausto en Austria.

La piedra, que lleva las inscripciones “fascismo nunca más” y “millones de muertos”, pero no menciona a Hitler, fue instalada por la ciudad en 1989.

Lea también: Traficante esconde marihuana en ataúdes y alega transportar víctimas de COVID-19

“A veces se siente como algo que se hace como una tarea y no como un compromiso hecho con profunda convicción”, dijo Gerhard Baumgartner, historiador y director científico del Centro de Documentación de Resistencia de Austria. EFE