Reino Unido busca reactivar la economía con reducción de impuestos y recorte del IVA

Foto: EFE

El ministro de Finanzas británico, Rishi Sunak, intentará reactivar la economía del país concediendo a los compradores de viviendas una reducción de impuestos y recortando el IVA de pubs, restaurantes y otras empresas de hostelería, informó el periódico The Times.

Sunak anunciará el miércoles la próxima etapa de su intento de sacar a la quinta economía más grande del mundo del colapso del 25% sufrido en marzo y abril, cuando el confinamiento impuesto por el Gobierno contra el coronavirus cerró sectores enteros.

Le puede interesar: Vizcarra anuncia referéndum para eliminar inmunidad de congresistas de Perú

Se espera que el plan de Sunak se centre en medidas para limitar el aumento del desempleo, incluyendo ayudas a los solicitantes de empleo y a aprendices, pero las medidas publicadas por The Times sugieren que también ve la necesidad de impulsar la demanda con recortes de impuestos.

Sunak dirá que elevará el umbral del impuesto a la propiedad hasta 500.000 libras (623.700 dólares), cuatro veces su nivel actual. Eso eximiría a la mayoría de los compradores de viviendas de pagar cualquier impuesto hasta un año, informó el periódico.

Recomendado: Desde Mongolia alertan sobre un presunto caso de peste bubónica

Sunak también anunciará un recorte temporal del IVA para las empresas de hostelería con objetivo de proteger 2,4 millones de puestos de trabajo en el sector, que comenzó a reabrirse el 4 de julio, dijo The Times.

El Observer informó el domingo que Sunak estaba considerando una opción diferente: repartir vales de 500 libras (625 dólares) a adultos y de 250 libras para menores, para gastar en los sectores más afectados por el cierre.

Lea también: Guaidó llama a la rebeldía y a una segunda independencia en Venezuela

Sunak ya ha tomado medidas de emergencia que costarán 133.000 millones de libras este año para evitar el aumento del desempleo, entre las que destaca un plan de retención de empleo que cubre el 80% del salario de trabajadores despedidos temporalmente. Ese plan vence a finales de octubre, lo que hace temer un aumento del paro. Reuters