La natalidad en China caerá de nuevo en 2021 pese a permitir tener 3 hijos

El número de nacimientos en China seguirá una tendencia a la baja en 2021, agravando el problema del envejecimiento de la sociedad pese a que el Gobierno autorizó a las familias a tener un tercer hijo, pronosticaron hoy las autoridades locales.

Además, el Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh) y el Consejo de Estado -el Ejecutivo chino- anunciaron este martes que no se multará a las familias que tengan más de tres hijos, al contrario de lo que sucedía en el pasado cuando las parejas superaban el límite del hijo único, activo desde 1979 a 2015.

El subdirector de la Comisión Nacional de Sanidad, Yu Xuejun, aseguró hoy en rueda de prensa que las nuevas políticas tienen por objetivo “evitar un descenso todavía mayor del número de nacimientos” en los próximos años.

Le puede interesar: Tailandia pide unirse al programa COVAX ante la escasez de vacunas

Y es que en 2020 la cifra de nacimientos cayó por cuarto año consecutivo, con 12 millones frente a los 14,65 millones de 2019, mientras que la tasa de fertilidad quedó en 1,3 hijos por mujer, por debajo del 2,1 estimado por Naciones Unidas para mantener una población estable.

Tras 35 años de la “política de hijo único”, desde 2016 se permite a las parejas chinas tener dos descendientes, un límite que aumentará después de que, el pasado mayo las autoridades anunciasen que los ciudadanos podrían tener un tercer hijo, una medida encaminada a resolver la crisis demográfica que se cierne sobre el país más poblado del mundo.

No obstante, Yu recordó las grandes fluctuaciones que ha experimentado la natalidad en China en la última década y subrayó el aumento del número de nacimientos en 2017 y sobre todo en 2016, cuando se superaron los 18 millones de nacimientos tras el fin de la citada política, que había sido instaurada para mitigar el rápido crecimiento de la población.

Le puede interesar: Nuevo primer ministro de Haití pide castigo “ejemplar” para asesinos de Moise

Pese a que, basándose en el seguimiento del número de nacimientos en la primera mitad del año, predice que el descenso se mantendrá este año, el alto cargo de la Comisión Nacional de Sanidad espera que en el “corto plazo” se pueda revertir la tendencia y “liberar el potencial” de fertilidad de China.

El éxito dependerá, según Yu, de que las políticas de apoyo a la natalidad “se implementen correctamente”.

Según el censo presentado en mayo y elaborado cada diez años, China cuenta ahora con casi 1.412 millones de habitantes, pero el envejecimiento y la baja natalidad han hecho saltar las alarmas en Pekín. EFE