Latinoamérica pide recuperación económica en un Día del Trabajo restringido

Foto: Archivo

Los países de América Latina conmemoraron este sábado el Día Internacional del Trabajo con restricciones por la pandemia del coronavirus pero con la firme reivindicación de una pronta recuperación económica en una región azotada por los estragos de la covid-19.

Y es que desde el estallido de la pandemia en Latinoamérica en marzo de 2020, la región, que suma más de 28,5 millones de contagios y cerca de 910.000 muertes, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha bajado su producto interior bruto (PIB) a niveles de 2010, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Además, en estos momentos, el 57 % del empleo es precario y la pobreza ha regresado a los niveles de hace 15 años, según alertó el secretario general de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Mariano Jabonero.

Le puede interesar: Policía de Cali afirma que “Jhon Morales” no está registrado en sus bases de datos

En Venezuela, donde los trabajadores de distintos gremios exigieron con pancartas “sueldos dignos”, “reivindicaciones laborales” y “vacunas para todos”, el Gobierno aumentó hoy mismo en 177,78 % el salario mínimo integral del país y lo ubicó en 10 millones de bolívares, equivalentes a 3,54 dólares, según la tasa oficial de cambio.

Cuba conmemoró, sumida en la tercera ola de la pandemia del coronavirus, el tradicional Día del Trabajo sin largos discursos, desfiles ni actos masivos por segundo año consecutivo, aunque con una intensa actividad tanto en los medios estatales como en las redes sociales.

El presidente del país, Miguel Díaz-Canel, lideró un sencillo acto sin público en la Plaza de la Revolución de La Habana y después, junto a otras autoridades, incluyó en sus tuits alegatos contra el embargo financiero y comercial de EE.UU., al que culpan de la profunda crisis económica de la isla.

Bolivia aprovechó el Día del Trabajo para lanzar un paquete de medidas destinadas a los trabajadores entre las que destacan varios proyectos legislativos y un incremento al salario básico del 2 % previamente acordado con la máxima entidad sindical.

Le recomendamos leer:Oposición y grupos civiles piden a Duque parar la violencia en las protestas (galería)

Los anuncios se efectuaron en la plaza principal de Santa Cruz, la mayor ciudad del país y considerada el motor económico de Bolivia, en la que se realizó un acto presidido por el presidente boliviano, Luis Arce, además del ex jefe de Estado Evo Morales.

Colombia, por su parte, volvió a presenciar manifestaciones pero, a diferencia de los tres días anteriores de protestas contra la reforma fiscal propuesta por el Gobierno, vivía en calma y sin mayores incidentes el Primero de Mayo en distintas ciudades, donde se reclamaron mejores condiciones laborales.

Y aunque hasta la tarde del sábado no había reportes de vandalismo, saqueos o bloqueos de vías como los presenciados desde el miércoles en Bogotá, Medellín o Cali, hechos que dejaron cientos de heridos y entre 3 y 8 muertos, los trabajadores volvieron a rechazar la reforma fiscal promovida por el presidente Iván Duque, a la que consideran lesiva para los asalariados. EFE