Morris y Peñalosa “alborotan el avispero” por adjudicación del TM en la Av. 68

Foto: Archivo

La polémica que recientemente cobija a los bogotanos se debe a la pronunciación de la alcaldesa Claudia López, quien aseguró a través de su cuenta de Twitter que le era imposible frenar la adjudicación de la construcción de Transmilenio por la Avenida 68, uno de los corredores viales más importantes de la capital pues conecta el sur de la ciudad con el norte; las mayores críticas que ha recibido la mandataria local corresponden a que en campaña electoral, sostuvo que esta obra no iba a realizarse en su administración.

Además de los miles de críticos que ha tenido López en las redes sociales, mismos que volvieron virales el tema por el rechazo sobre este reciente anuncio, se sumaron dos actores políticos de renombre en Bogotá, uno que defiende el pronunciamiento, mientras que el otro lo rechaza tajantemente; el exalcalde de la capital, Enrique Peñalosa, y el excandidato a la Alcaldía, Hollman Morris, son quienes volvieron a “alborotar el avispero”.

El político de la Colombia Humana fue el primero en pronunciarse en contra de la decisión de la mandataria, pues este sostiene que ya le había advertido a López sobre este camino que iba a emprender si continuaba con la proposición de un proyecto de Metro elevado en Bogotá; Morris le dijo a la alcaldesa, cuando era candidata a este puesto y a su vez, contrincante de él, que debía realizar tres troncales de TM antes de emprender esta obra del metro.

Entre estas construcciones que mencionó Morris, se incluía la que pasa por la Avenida 68, por eso es que sostiene que Claudia “le incumple a los bogotanos” y extiende su preocupación por una posible adjudicación futura de una troncal de Transmilenio por la Carrera 7, otra obra que la alcaldesa electa aseguró en campaña que no se realizaría en su administración.

Por otra parte, este viernes y a través de su cuenta de Twitter, el exalcalde Peñalosa ha realizado 13 trinos con referencia a esta polémica que cobija a Bogotá, siendo él el principal responsable de que esta obra se pudiera adjudicar antes de terminar su período ejecutivo; en dichos comentarios defendió con diferentes ejemplos de ciudades del mundo, que el proyecto de movilidad que tenían en mente cuando plantearon estas obras “va a mejorar enormemente los espacios públicos”.

Lo que si queda claro por ahora, es que la polémica continuará porque la comunidad que habita en cercanías con esta importante avenida de Bogotá nunca ha estado de acuerdo con que se realice una troncal de este servicio de transporte masivo por la complejidad de movilidad que podría generar, según aseguran los miles de ciudadanos.