¡Alistando los detalles! Así será la reapertura de los templos religiosos

Foto: Archivo particular

En las últimas horas, desde el Gobierno Nacional dieron a conocer los protocolos finales para que de manera gradual se puedan ir impartiendo los permisos para la atención presencial de personas en los templos religiosos en el país; esta reapertura se genera dentro de la problemática porque algún sector de la comunidad no encuentra la pertinencia para reanudar este tipo de actividades religiosas.

Le puede interesar: Más de 27.000 restaurantes en todo el país han cerrado por la crisis de la pandemia

Frente a dicho anuncio, se impartieron algunas de las normativas y recomendaciones que deberán tener los administradores de dichas iglesias, sinagogas, etc., para obtener el permiso del Ministerio de Salud y del Interior para recibir a sus creyentes en la ‘nueva normalidad’ que deberán afrontar quienes gustan profesar su religión en el templo religioso que prefieran.

Estas serán las medidas que deberán respetar quienes abran la puerta de sus templos y quienes decidan asistir a los mismos:

  • Garantizar que todos los asistentes estén sentados
  • Respetar el distanciamiento físico de 2 metros
  • Ubicar las sillas en zigzag
  • Tomar la temperatura a los feligreses al ingreso
  • Por 15 días se permitirá el aforo máximo de 50 personas, velando siempre por el distanciamiento físico
  • Anunciar con tiempo sobre el cronograma de las actividades

Recomendado: Venezolano involucrado en riña con la Policía de Tocancipá fue expulsado del país

“Un aspecto importante es no saludar de manos, besos ni abrazos, y si presenta comorbilidades como hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, VIH, obesidad, desnutrición o es mayor de 60 años, debe abstenerse de ir”, señaló Claudia Cuellar, la directora (e) de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud.

Frente a esta posibilidad de reapertura, cierta parte de la comunidad denuncia que este tipo de actividades no son vitales para la sociedad, por lo que podría generar más riesgo para quienes puedan asistir a dichos actos religiosos.