ONU pide a Colombia acelerar reinserción de exguerrilleros y dar seguridad

Foto: Archivo referencial

La ONU y varios países de su Consejo de Seguridad urgieron este jueves a Colombia a acelerar las medidas para la reinserción de los excombatientes de las Farc y para garantizar su seguridad y la de líderes sociales y activistas.

En su revisión trimestral del proceso de paz, Naciones Unidas volvió a respaldar el compromiso del país con el fin del conflicto, pero dejó claro que queda mucho por hacer.

Entre los asuntos más acuciantes, el enviado de la ONU para Colombia, Carlos Ruiz Massieu, destacó la necesidad de más avances en la reintegración social de los antiguos combatientes, sobre todo después de que varios exlíderes de la guerrilla hayan anunciado la vuelta a las armas.

“Es ahora más importante que nunca apoyar a las mujeres y hombres que siguen decididamente comprometidos con la paz y a transformar sus vidas y las de sus familias y comunidades”, dijo Ruiz Massieu ante el Consejo de Seguridad.

El diplomático mexicano señaló que ya se han conseguido resultados con proyectos productivos aprobados por las autoridades con este fin, pero subrayó que “se necesitan más esfuerzos” dado que los proyectos que han recibido financiación del Gobierno benefician únicamente a un 14,7 % de los guerrilleros desmovilizados.

El canciller Carlos Holmes Trujillo, replicó a ese análisis recordando que este proceso “no estaba pactado como tal” en el acuerdo de paz y que presenta “una serie de complejidades”, pese a lo cual el Gobierno está avanzando.

“El Gobierno considera importante que el Consejo no pierda de vista que se debe partir del reconocimiento de que la implementación no es una tarea que se logre de un día a otro y que el mismo Acuerdo Final reconoció que esta conllevaría al menos 15 años”, recalcó.

Ruiz Massieu alertó además de la situación de los más de 8.000 exguerrilleros que viven lejos de los espacios que se crearon para que los antiguos miembros de las Farc se concentrasen y dejasen las armas, dado que tiene “acceso limitado a los beneficios de la reintegración y son más vulnerables a la violencia y al reclutamiento por parte de grupos armados ilegales”.

Para mejorar la seguridad y para evitar una vuelta al conflicto, los países insistieron en la necesidad de que el Estado llegue a los lugares más remotos del país y no deje a ninguna población a merced de grupos criminales o sin otra opción que actividades ilícitas como el cultivo de coca.

“Los colombianos necesitan alternativas viables a este cultivo, necesitan caminos visibles a la dignidad, si van a salir de un ciclo económico que al final financia la violencia y la impunidad”, señaló el representante estadounidense Jonathan Cohen.Efe