Padre denuncia el asesinato de su hijo por el Esmad

Foto: EFE
Foto: EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El 3 de mayo Kevin Agudelo Jiménez recibió un impacto de bala directo al pecho a manos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) durante la celebración de un acto para conmemorar los fallecidos durante las protestas en Cali. Ahora su padre, Luis Carlos Agudelo, denuncia desde España el uso de esta fuerza en las protestas pacíficas del país.

“No se necesita este tipo de fuerza en las protestas. ¿Cómo vas a mandar un grupo de guerra a una protesta social con fusiles de alcance de 600 metros y armamento de guerra?. Es terrible perder a un hijo así, yo no se lo deseo ni a los que hicieron eso”, denuncia Agudelo

Lea también:Fuerza Pública, entre las entidades más corruptas del Gobierno, según informe

La tarde del 3 de mayo, en el barrio de Siloé, en Cali, padres y madres con sus hijos junto con los jóvenes de la ciudad organizaron un ‘velatón’, un homenaje con velas a los asesinados durante las anteriores protestas mientras cantaban arengas contra el Gobierno.

“Llegó un momento, a eso de las 8 de la noche, cuándo un helicóptero empezó a sobrevolar y alumbrar el lugar con una luz cegadora”, explica Agudelo, fue entonces cuando “los GOES (Grupo de Operaciones Especiales) se colocaron en los puntos de salida y empezaron a disparar con fusiles Tavor’ de calibre 556 de 600 metros de alcance”.

“Uno de los muchachos que iba con él me dijo que lo vio esconderse detrás de un poste, fue cuando mi hijo se asomó que el muchacho lo vio caer. Era porque le habían dado un disparo en el pecho”, recuerda.

Le puede interesar:Hostigamiento en Cauca: Con disparos atacaron la estación de Policía de Morales (VIDEO)

Kevin Agudelo Jiménez había cumplido 22 años el pasado mes de abril y acababa de terminar sus estudios de electricidad industrial en el SENA, Servicio Nacional de Aprendizaje. Su padre lo describe como un joven “respetuoso y amable, tenía empuje. Además era un gran futbolista, jugaba en la Tercera División de Colombia”.

Esa noche murieron dos jóvenes más, Harold Antoni Rodríguez Mellizo y José Emilson Ambuila, a este último le dispararon mientras subía el cuerpo de Kevin a la moto para que recibiera atención médica: “Yo cuando llegué al hospital me dijeron que acaban de matar a Ambuila, fue como una cacería”, detalla.

Agudelo considera que las protestas convocadas durante el Paro Nacional del 28 de abril aumentaron tras la publicación de un tuit por parte del expresidente colombiano Álvaro Uribe, en el que pedía el apoyo al derecho de soldados y policías de utilizar sus armas para defender su integridad y para defender a las personas y bienes de la acción criminal del terrorismo vandálico.

Le sugerimos leer: Hostigamiento en Cauca: Con disparos atacaron la estación de Policía de Morales (VIDEO)

“A partir de ahí empezaron a matar a los muchachos. El uso de esta fuerza es igualitaria en todo el país. Los informes de muchas entidades internacionales dicen claramente que el gobierno utilizó la represión contra los protestantes para que nadie saliera a la calle, por eso fue todo tan violento”, asegura.

Agudelo denuncia también que durante las jornadas de protestas se registraron más de “48 jóvenes asesinados, 80 personas en total desde abril. Fuimos a seis embajadas de distintos países, la de Suiza, la de Estados Unidos, Reino Unido, Noruega, Irlanda y Canadá”.

“Muchos de los casos se han presentado ante la Fiscalía de Colombia, pero desgraciadamente muchas familias no tienen avanzados los casos ya que no hay una investigación, todas estas entidades son afines al gobierno por lo cual no les interesa. Cuanto más lo frenen mejor para ellos”, subraya.