Unicef denuncia que México ha expulsado a 447 niños migrantes durante la pandemia

Foto: Anadolu

México ha expulsado a 447 niños migrantes a Guatemala y Honduras desde principios de marzo, denunció este jueves el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En el mismo periodo de tiempo, Estados Unidos expulsó a 1000 niños migrantes no acompañados hacia México y Centroamérica, añadió la organización.

Ante este escenario, Unicef alertó que el coronavirus aumentó los riesgos que corren los menores de edad. Muchos niños y niñas sufren violencia y discriminación cuando regresan porque se cree que traen la enfermedad.

Henrietta Fore, la directora ejecutiva de Unicef explicó que “el COVID-19 está haciendo una situación mala, todavía peor”. A la emergencia sanitaria se le suma la discriminación y los ataques, así como la violencia de las pandillas que hizo huir a esos niños en primer lugar. “Esos niños ahora están en más peligro que cuando dejaron sus comunidades y nunca es en interés del menor devolverlos a una situación insegura”, dijo Fore.

Algunas comunidades de Guatemala y Honduras, denunció la agencia, han impedido la entrada a los retornados y hasta se han reportado ataques a centros de migrantes.

“Unicef conoce algunos casos en los que se han acelerado las deportaciones sin dar a los migrantes el acceso a los procedimientos de asilo y a una prueba de coronavirus”, indicó el Fondo en un comunicado de prensa. Añadió que los países de origen no tienen capacidad de hacer las pruebas y evitar la transmisión.

Ver también: Más de 200 niños se contagiaron en España con COVID-19 luego de su salida a las calles

“El Fondo para la Infancia pide a todos los Gobiernos que no deporten a más niños solos o con sus familias sin que se garantice previamente su protección y su salud”, concluyó la entidad.

Desde el inicio de la pandemia, Unicef ha pedido a los gobiernos tener en cuenta el bienestar de los niños migrantes. En abril Unicef hizo un llamado general para que se libere a los niños que están en centros de detención en todo el mundo y en grave riesgo de contraer coronavirus.