Unidad demócrata para que los latinos ayuden a tumbar a Trump

Foto: EFE

Los aspirantes a la nominación demócrata Bernie Sanders, Amy Klobuchar, Tom Steyer y Pete Buttigieg instaron este jueves a los votantes latinos a derrotar al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre próximo y poner fin a sus “desastrosas” políticas.

Este encuentro, organizado en Las Vegas por la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), reunió a los demócratas para hablar sobre asuntos de interés para el casi medio millón de latinos habilitados para votar en Nevada en los caucus del próximo día 22.

Sanders, favorito a nivel nacional entre los latinos, con el 30 % de intención de voto, por delante del 22 por ciento de Joe Biden y el 11 de Elizabeth Warren, según una reciente encuesta del Centro de Investigación Pew, intervino a través de videoconferencia y fue rotundo al decir la necesidad de unirse contra Trump.

“No importa quién gane la nominación a la candidatura demócrata, todos vamos a trabajar juntos en un esfuerzo común para que Donald Trump no pase de un primer mandato”, aseguró Sanders, quien dijo creer que habla por todos los aspirantes.

En este sentido, Buttigieg apostó por unir al país, por “galvanizar y no polarizar”, y dijo que los latinos pueden jugar un papel importante. Nevada será el primera parada de las citas electorales para elegir al candidato demócrata a la Casa Blanca donde los grupos minoritarios tendrán un peso relevante, después de las “blancas” Iowa y New Hampshire, en los que salieron como vencedores Sanders y Buttigieg.

Klobuchar, que dio la sorpresa al ser tercera en las primarias de New Hampshire, con el 19 % de los votos, dijo que hay que recuperar la “decencia a la Casa Blanca”, mientras que para Buttigieg es necesario “reparar” la democracia del país.

En esta reunión en la que cada aspirante tuvo unos 30 minutos para responder preguntas de los organizadores y del público de Nevada, donde casi el 30 % de la población es de origen latino, Steyer destacó que Trump es el “peor presidente” y el “más corrupto de la historia” de EE.UU.

Klobuchar dijo que es importante el poder “sentarse todos a la mesa” y hacerlo “sin odiarse”. Más allá de la figura del presidente, los aspirantes criticaron con dureza sus políticas, especialmente en materia migratoria; mientras Steyer dijo que se debe alentar la migración legal y controlar la frontera pero con un enfoque totalmente diferente al de Trump: “Hay que desmilitarizar la frontera y deshacernos del muro”.

Sanders también se sumó a la crítica al muro y dijo además que es necesario establecer un sistema migratorio humanitario que trate a gente con “respeto y dignidad”. En este sentido, Buttigieg y la senadora por Minnesota dijeron que la separación de familias en la frontera son inadmisibles y tiene que haber una senda para la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se calcula que viven en el país. EFE