Fiesta de San Fermín (España) se celebra sin la popular corrida de toros

Foto: EFE

La festividad de San Fermín llega el 7 de julio, como cada año, pero este vez sin sanfermines, las conocidas celebraciones multitudinarias que lo festejan en la ciudad española de Pamplona (norte) durante varios días, como los famosísimos encierros y corridas de toros. La pandemia de coronavirus obligó a la suspensión.

Es una fiesta que se vive en la calle, intensamente, mañana, tarde y noche.

Le puede interesar: Daniela Álvarez sigue poniéndole swing a la vida

Pero este lunes no hubo “chupinazo” desde el Ayuntamiento local (el lanzamiento del cohete con que comienzan las fiestas) ni autoridades asomadas al balcón consistorial para gritar el tradicional “Viva San Fermín”, ni una plaza atestada de miles de personas, muchas de fuera, dispuestas a divertirse sin parar.

Así que un “no chupinazo” dio inicio a los “no sanfermines” de 2020, quizás las fiestas españolas más conocidas en el resto del mundo, debido a la COVID-19. El Ayuntamiento de Pamplona publicó hoy un vídeo en el que hace un recorrido por 23 países para destacar el reconocimiento nacional e internacional de las fiestas y recordar que volverán en 2021, con la etiqueta #LosViviremos en redes sociales.

Recomendado: Murió Ennio Morricone, compositor que puso música al Lejano Oeste

El objetivo es “compartir con personas de todo el mundo este 6 de julio tan especial, sin sanfermines”, indicó el Ayuntamiento en un comunicado. Porque el espíritu sanferminero se siente en todo el mundo, de Estados Unidos a Nueva Zelanda, de Cuba y México a Japón y Corea del Norte.

Pero, a pesar de la limitación de aforos y los estrictos controles de seguridad en el centro de Pamplona , un grupo de personas quiso celebrar, vestidas de blanco y rojo, como es tradición, el inicio de estos “no sanfermines” en la plaza consistorial.

Lea también: Artistas callejeros quisieron honrar a los médicos con pinturas en las paredes

“Esperamos que la gente actúe con responsabilidad”, indicó un agente. Pues sí, en ese momento había en el lugar más periodistas, fotógrafos y cámaras de televisión que personas dispuestas a asistir al “no chupinazo” de este año. EFE