Joven fue sacada de clase virtual por poner foto de perfil en apoyo al Paro (VIDEO)

Por medio de su cuenta de Twitter, una joven denunció que fue censurada de una clase virtual de la Universidad del Rosario por poner una foto en la que manifestaba su apoyo al Paro Nacional y que hacia referencia a las personas que han muerto en los últimos días producto de las protestas.

Según lo publicado por la estudiante, María Camila Guerrero, en la imagen que ella había puesto se leía la frase: “que difícil estudiar mientras matan a mi pueblo”.

Ante este mensaje, en el video se escucha como el profesor le pide a la joven que retire la foto, pues manifiesta que él se encuentra dictando su materia y no quiere tener sesgos de ninguna clase.

Recomendamos leer: 87 personas reportadas como desaparecidas desde que inició el Paro Nacional: Defensoría del Pueblo

“Le voy a pedir un favor María Camila, retíreme ese mensaje porque yo estoy dictando clase y no quiero meterle otros temas, no quiero meterle otros sesgos de ninguna clase”, dice el maestro.

El educador le vuelve a insistir varias veces a la estudiante para que retire el mensaje, y le expresa que las inclinaciones personales de ella no deben interferir en la clase.

“Es que tenemos que aprender a respetar, porque eso que usted dice es un irrespeto (…) Acá no pueden matar a cualquiera, matar a cualquiera ya es un respeto a los valores…”, agrega el trabajador.

Ante la situación, la estudiante argumenta que lo que ella quizo lograr es visibilizar lo que está pasando afuera y que su acto es una forma valida de manifestarse, lo que desata la furia del profesor que alza su voz.

Recomendamos leer: ONU denuncia amenazas y disparos contra misión de Derechos Humanos en Cali

“Y usted no cree que yo sé lo que está pasando afuera? ¿Usted cree que soy tan imbécil que no sé lo que está pasando para que me tenga que poner un aviso de esos? (…) No me gusta su manifestación, quítemela (…) Vaya y manifiéstese allá afuera”, responde el maestro.

Por último, el docente muy disgustado le exige a la joven que abandone la clase de forma inmediata.

Ante la situación, la Universidad del Rosario se pronunció y rechazó el hecho, enfatizando que la institución respeta la diversidad y siempre tiene presente la situación por la que atraviesa el país.