Exmilitares colombianos detenidos en Haití denuncian que son torturados

Foto: EFE

A través de una carta enviada al presidente Iván Duque y a los medios de comunicación, la cual reveló el periodista Luis Carlos Vélez, los 18 exmilitares colombianos detenidos en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moise, denunciaron que desde el pasado 7 de julio son víctimas de tortura y de violaciones sistemáticas de sus Derechos Humanos por parte de las autoridades haitianas.

Los colombianos explican que el día del asesinato del presidente haitiano, hecho que todavía es materia de investigación, fueron atacados de una manera “inmisericorde” y “desproporcionada” por parte de la Policía Nacional de ese país, pues aseguran que contra ellos emplearon armamento pesado como ametralladoras calibre 50, armas que deben ser empleadas contra vehículos blindados o aeronaves.

“Luego de este ataque desproporcionado, intentamos rendirnos manifestando nuestra intención de entregarnos a la policía nacional de Haití, una vez levantadas nuestras manos, sin armamento caminamos hacia la policía, pero su respuesta fue un ataque aun más fuerte y desproporcionado”, señala la misiva.

En la carta escriben que a pesar de manifestar su intención de rendirse, el colombiano Javier Mauricio Romero fue asesinado por las autoridades del país caribeño. Algo parecido ocurrió con Duberney Capador Giraldo, quien terminó con esquirlas de una granada alojadas en su cadera pero con vida, sin embargo, según se explican en la misiva, el hombre fue torturado y posteriormente asesinado con un tiro de gracia.

Recomendamos leer: A la cárcel extranjero que habría disparado causándole la muerte a una patrullera de la policía

Los exmilitares enuncian que permanecieron esposados durante 24 días, junto a los ciudadanos americanos James Solage y Joseph Vicent, tiempo en el cual se vulneraron sus Derechos Humanos ya que se les negó, según ellos, atención medica oportuna, entre otras cosas.

“Los baños en el área de detención se encontraban descompuestos, inundando la celda de heces fecales lo que propició infecciones en las heridas producto de las torturas. El personal detenido permaneció 15 días sin útiles de aseo y ropa para cambio, descalzos hasta que llegó a las instalaciones de la policía la comisión de la Defensoría del Pueblo de Colombia”, agregan.

Recomendamos leer: FLIP denuncia veto del presidente Iván Duque al periodista Daniel Samper

Frente al sitió al que fueron recluidos, afirman que las condiciones son precarias, pues las celdas están infestadas de ratas, moscas. y cucarachas. Además, denuncian que la prisión no cuenta con agua potable y que solo reciben una porción de comida al día, lo que deteriora el estado de salud de los presos.

Por todo lo anterior, los exmilitares le solicitan a la Corte Interamericana de Derechos Humanos medidas cautelares que obliguen al Estado Haitiano a garantizar su vida e integridad física en los lugares donde sean recluidos.

Por último, los colombianos vuelven a señalar su inocencia recalcando que fueron engañados por personas y empresas de Estados Unidos y Haití, quienes buscan culparlos de algo que ellos no cometieron.

“Así mismo manifestamos que el principal responsable y autor material de las torturas denunciadas es uno de los investigadores principales de la oficina de homicidios de la policía judicial haitiana, que en forma sistemática, fría, calculada e inhumana nos torturó”, manifiestan.